miércoles, 13 de octubre de 2010

LA PLAZA DE TLATELOLCO, CIUDAD DE MÉXICO (y 2): LA PLAZA DE LAS TRES CULTURAS

Tras ver dos sucesos dramáticos en la historia de la Ciudad de México, ahora hacemos una vista a la plaza de Tlatelolco actual o plaza de las Tres Culturas. Una plaza muy grande, difícil de abarcar de un simple golpe de vista. Tres culturas se aprecian: la azteca indígena (restos arqueológicos), la colonial española (iglesia franciscana de Santiago) y el México mestizo de hoy (los bloques de la Secretaría de Relaciones exteriores), ese resultante de aquellos españoles que se mestizaron con los aztecas de antaño.
Para seguir leyendo y estar lo mejor guiados posible, hacemos clic en la foto del panel explicatico. Pude sacarlo a duras penas para poder leer los signos convencionales. La visita está muy bien guiada por ese panel y otros que hay en cada parada. El lugar es sumamente agradable y los restos están muy cuidados en ese circuito muy didáctico.

Panel explicativo.
Hacer clic y se leen bien los iconos.
Gran templo.
Un gran templo, restos de mansiones, etc, muestran la importancia que tuvo este conjunto arqueológico azteca. Pueden apreciarse las escalinatas que se repiten en todo el país, esas escaleras testigo de aquellos desgraciados que rodaban con el tórax abierto y sin corazón.

Una de las calles internas dentro del yacimiento.
Calles internas relativamente conservadas, con gran estilismo de los muros de manpostería y barandillas como puntos de observación.
Tras la visita de los restos se llega al templo de Santiago. No es muy monumental, pero tiene gran valor histórico. Entre sus muros Fray Bernardino de Sahagún escribió su obra Historia de las cosas de Nueva España, manual de consulta por cualquier investigador de la historia prehispánica y colonial del país. A su lado el que fuera convento, aunque exclaustrado por el gobierno Juárez, en sus leyes de la Reforma, algo similar a nuestra Desamortización del ministro Mendizábal.
Iglesia de Santiago.
A sus pies la ruinas.
Detrás los modernos bloques.

Claustro del convento.

Azulejo informativo.

La obra.
La obra del fraile franciscano es considerada como el inicio de la antropología. Se dedicó a recolectar informaciones de tradiciones, religión, cultivos y demás aspectos de la vida indígena. Su fuente eran los relatos orales que le contaban los indios a su servicio. Envió una copia a Roma Fray Bernardino. Hoy se conserva en Florencia, de ahí su otro nombre: Códice Florentino.
Fray Bernardino de Sahagún.
Nació este religioso en Sahagún de Campos y, tras estudiar en Salamanca y hacerse clérigo de la orden franciscana, emigró a América. Allá llegó con un puñado de monjes franciscanos tuvo el empeño de evangelizar aquél imperio azteca recién conquistado. Fue muy longevo, nada menos que 91 años vivió, entre 1499 y 1590, muriendo en Ciudad de México.
Un lugar este de Tlatelolco muy agradable para los amantes de la arqueología y de la historia en general. Se sitúa en una zona algo degradada, al noroeste de la cuadrícula ortogonal, ese conjunto de cuadras del viejo recinto virreinal y Patrimonio de la Humanidad, fuera del Eje Norte. Algo también más al norte de la Plaza de Garibaldi y casi al final del monumental y gran Paseo de la Reforma. Se llega en el metro, en la línea 3, a cinco estaciones de la central de Zócalo.


17 comentarios:

José Luis de la Mata Sacristán dijo...

parada obligatoria en esta plaza para cualquiera que visite el DF... a pesar de la evangelización forzosa, hay que destacar la labor de muchos de aquellos misioneros, que además de "evangelizar" se preocuparon de aprender...

Cayetano dijo...

Muy interesante como siempre la entrada de hoy y muy ilustrativas las fotos.
Me ha llamado la atención la importante labor del fraile en su papel de recopilador y divulgador de tradiciones orales de los indios. Se ve que era franciscano.
Un saludo.

desdelaterraza-viajaralahistoria dijo...

He ampliado el plano explicativo de la plaza. Veo que los monumentos construidos por los españoles respetaron los templos aztecas, levantando las iglesias más o menos alejadas de los aztecas,... gracias a Dios. Un saludo.

JOSE EDUARDO DE VICENTE GARCIA dijo...

"La historia dura mucho más que la hacienda, pues nunca le faltan amigos que la renueven, ni la impiden las guerras; y cuando más se añejan, más se aprecia. Se acabaron los reinos y linajes de Nino, Darío y Ciro, que comenzaron los imperios de asirios, medos y persas: más duran sus nombres y fama en las historias". (Francisco López de Gómara, 1511-1559, escribió esto en la dedicatoria de su obra "La conquista de México" a Martin Cortés, hijo del conquistador).

Me parece oportuna, por el autor, la obra y la dedicatoria, mandarte esta cita a esta entrada.

Juan dijo...

En efecto José Luis, la plaza de Tlatelolco es un lugar´básioco a visitar en DF, posiblemente uno de los lugares más atractivos de la misma. El bueno de fray Bernardino está muy bien considerado entre los historiadores de México. Era todo un antropólogo y co n fuentes de primera mano; ni más ni menos que los mismos aztecas.
Saludos.

Juan dijo...

Todo un intelectual era fray Bernardino para aquella época. Saludos Cayetano.

Juan dijo...

Bueno, no creas DLT, los restos estaban enterrados. Lo que s´ñi se conserva muy muy bien es Teotihuacán, a unos 50 Kms al norte de DF.Ya pondr´ñe una entrada de esas pirámides tan impresionantes. Me alegro de que te haya servido el panel explicativo.
Saludos.

Juan dijo...

Muchas gracias Eduardo por tu texto, en efecto, ese cronista era muy importante en la literatura del Nuevo Mundo. Saludos y gracias de nuevo por el texto.

Carlos el baterillero dijo...

Hola Juan, buen día

Muy oportunas tus explicaciones, sobre esta plaza de Tlatelolco. En la novela Azteca, se destaca el papel de este recinto en la vida de los Mexicas. Fue la plaza reducto donde se batieron a morir los Aztecas.

De niño recuerdo que un domingo, a la salida de la misa, en el panel de avisos, leí una noticia, que no entendía muy biem. Se refereía a la matanza de Tlatelolco. Yo me preguntaba, ¿por qué? tenía que tenían que morir tantos jóevnes... no obstante, la historia oficial, borró este evento.

Lo mismo sucedió en Colombia, con esa matanza que El Gabo relata en Cien Años de Soledad... la "realiadad", sepultó este hecho y lo hizo aparecer como imaginado.

Pasó también en el Perú republicano, en la década de 1920. Un pueblo fue cañoneado y destruido (lo afirman las memorias de un morador y un novelista en su obra: Entre Múscos y Diablos).

Luego se anunciaba, que janás existió, esa población. Lo moradores sobrevivientes, tuvieron que esperar mas de 20 años, para volver a lo que fue su terruño.

Saludos

Carlos el baterillero

Carlos el baterillero dijo...

Hola Juan

Las disculpas por tamaños errores de digitación en mi comentario.

Carlos el baterillero

Juan dijo...

Muy buenas don Carlos, qué alegría volver a saber de usted. Desde que le conocí en Lima tengo en usted una fuente oral de historia de aquellas tierras anmericanas tan entrañables.
No encuentro errores de digitalización como dice. Sus comentarios son siempre buernos y agradecidos.
Saludos desde Madrid a El Callao gran amigo.

Arturo Gómez Alarcón dijo...

En esta plaza funcionó también el gran mercado de Tlatelolco, la impresionante feria que deslumbró a Bernal Díaz del Castillo y sus compañeros en 1519.

Gracias por los datos finales, me serán útiles cuando visite la capital mexicana, algún día :)

Saludos desde Lima.

Juan dijo...

Hola Arturo, espero visites México algún día...te fascinará, te lo aseguro, y máxime a un historiador tan preclaro como tú.
Saludos amigo limeño.

Arturo Gómez Alarcón dijo...

Hola Juan. Te envío un gran saludo, esperando que tengas felices fiestas de fin de año y regreses recargado en el 2011.

Desde Lima,

Arturo.

Anónimo dijo...

Felicidades! La informacion concreta y las fotos de muy buena calidad

DAVID dijo...

QUE TAL!

Soy oriundo de la ciudad de Mexico y me gusta su blog, me parece original y por demas interesante.
Que bien por nuestro amigo creador del blog, me siento afortunado de nacer en el Distrito Federal.

SALUDOS.

Juan dijo...

Encantado de que hayas disfrutado con el blog. Tienes una ciudad muy interesante a pesar de los problemas de violencia. Creo que tiene un potencial enorme. A ver si sabe canalizarse y llegará a ser no sólo una ciudad grande de tamaño, sino también grande culturalmente.
Saludos.