sábado, 13 de febrero de 2010

PASEO POR EL MADRILEÑO BARRIO DE LAVAPIÉS (II): DE TIRSO DE MOLINA A "LA PLAZA"

Continuamos el paseo por la zona alta del barrio, muy cercana ya a la Plaza de Tirso de Molina, del Progreso, antes de la guerra civil. Bajaremos poco a poco hasta la Plaza de Lavapiés, corazón del barrio.
Plano de Lavapiés.

Lavapiés en el contexto del centro de Madrid.

Iniciamos el recorrido subiendo por la Calle de la Encomienda hasta la Calle del Mesón de Paredes, calle con comercio y una de las calles principales del barrio.
Calle del Mesón de Paredes.

ANTONIO SÁNCHEZ, TORERO Y PINTOR
Giramos a la izquierda para ver la Taberna de Antonio Sánchez (13), verdadera institución histórica del barrio, y de Madrid. La taberna ha conservado su decoración histórica, tanto interior como en su portada exterior. Se fundó en 1830 y siempre ha estado en manos de toreros. En 1884 la compró el valdepeñero Antonio Sánchez Ruíz, padre del torero Antonio Sánchez. Fué torero entre 1922 y 1929. Amigo de Zuloaga, pintor que estableció una tertulia y que animó al torero a ser pintor también. El periodista taurinista Antonio Díaz Cañabate escribió en 1947 Historia de una Taberna, conjunto de estampas costumbristas de aquél Madrid que se nos fue para siempre. Falleció Antonio Sánchez en 1964. Es un gusto tomarse un buen "chato" de Valdepeñas en este histórico local.

Taberna de Antonio Sánchez.

Historia de una taberna, de Díaz Cañabate.
PICASSO EN MADRID
Seguimos por la Calle de la Esgrima, calle muy concurrida en este tramo, con una pescadería y carnicería unidas, dando un ambiente de mercado en los días laborables. Enfrente había un horno típico de Madrid, con pasteles y panes, pero que hoy desapareció y es un centro cultural. Doblamos a laizquierda por la Calle de Jesús y María y doblamos a la derecha por la calle de la Soler y González. La esquina es un rincón muy pintoresco y estampa típica del barrio (14). Continuamos por esa calle y, en su esquina con la de San pedro Mártir, encontramos la casa dónde residió el pintor Pablo Picasso (15) en 1898, recién llegado de su Málaga natal antes de viajar a París.

Esquina de la Calle de la Cabeza con la de Jesús y María.

Casa de Picasso.

Casa de Picasso (Detalle).

EL CURA DE TAMAJÓN
Siguiendo la calle adelante, se nos cruza la Calle de Lavapiés. A partir de ahora se llama Calle de la Cabeza. En esta esquina encontramos un viejo caserón con la Taberna del Avapiés (16) cerrada por cese de negocio. Este edificio, muy deteriorado y casi en ruinas, en el siglo XIX era una cárcel. En la época del Trienio Liberal (1820-23) estaba encarcelado Matías Vinuesa: "El cura de Tamajón".

Cárcel donde fue asesinado el "Cura de Tamajón".
Nació el beligerante cura en el pueblo burgalés de Neila, en 1778. Tras liderar la guerrilla antifrancesa de 1808 a 1814, se hizo furibundamente realista. En febrero de 1821 fue detenido, acusado de conspirar contra el régimen liberal. El 4 de mayo fue condenado diez años de cárcel. Ese día, las turbas enardecidas por la que consideraban poca condena, marcharon desde la Puerta del Sol, asaltaron este edificio y asesinaron a martillazos primero, luego con sablazos y tiros, a Matías Vinuesa, el desdichado cura. Un crimen muy típico de España en épocas de guerras civiles.
Siguiendo por esta calle, encontramos en su número 18 un edificio curioso (17), de los años 20. Curioso por su aspecto que es más de una coudad del norte español que de Madrid, por sus miradores de cristal.
Más adelante se cruza la Calle del Olivar y se observa el desnivel de bajada hacia el río. Más adelante llegamos llegamos a la Calle de Torrecilla del Leal. Giramos por esta calle a la derecha y en dirección sur. Poco a poco se incia la fuerte bajada. a la derecha pasamos por uno de los típicos cafetines de los años 70, tras reformarse antiguos establecimientos (19).
Bajando ya de forma pronunciada giramos a la derecha y vemos un esquinazo muy interesante de la Calle de la Escuadra (20), para seguir por la Calle de la Primavera. Giramos a la izquierda para tomar la Calle de la Fé y llegar a la iglesia de San Lorenzo (21), restaurada. Llegamos a Argumosa (22), calle muy concurrida en verano, llena de terrazas, bares normales, bares de copas, etc. Esta calle llega a la Plaza de Lavapiés, corazón del barrio y punto final de esta parte del recorrido.
Casa de tipología norteña.

Calle del Olivar esquina a Cabeza.


Si ampliamos la foto con un clik, veremos a mano izquierda el letrero de la calle que dice Olmo. Debajo pone LA, que es continuación de Candela. Se trata e un bar de copas que abre casi hasta el amanecer. Es un garito de noctámbulos. Es por su algún lector quiere no acostarse y vivir la noche de Madrid a tope.

Cafetín en lugar de viejo establecimiento.

Incio de la Calle de la Escuadra.

Iglesia de San Lorenzo.

Calle de Argumosa.

Plaza de Lavapiés, corazón del barrio.

12 comentarios:

Carmona dijo...

Muchas gracias por los recorridos que nos has enseñado.Me gusta pasear por Madrid y si puedo ir sintinedo la historia de sus lugares, disfruto mucho más.Lo dicho.Gracias

Cayetano dijo...

Cuando te pierdes por esas callejuelas angostas, con esos comercios y bares cuyas portadas parecen retablos, crees que estás en otra ciudad, en otro tiempo. Evidentemente no hay un solo Madrid. Hay muchos dentro de Madrid.
Buen recorrido para que los que no conocen la ciudad vean que no todo es la Gran Vía y que hay rincones singulares y entrañables.
Un saludo.

Juan dijo...

Gracias a tí Cayetano por tus comentarios siempre tan amables. A mí también me encantan los paseos por las ciudades en general y disfrutar de sus anécdotas históricas. Como todos los dñias n puedo estar en todas las ciudades, pues paseo por la mía, la cual la conozco de cabo a rabo, con todos sus rincones y lugares típicos. Te comento que seguiré de vez en cuando peinando en este blog el centro de Madrid: Malasaña, Chueca, los Austrias, la Gran Vía, ec, etc.
Saludos, colega.

Cayetano dijo...

La zona de Chueca, Libertad, Prim, Barquillo... la conocía muy bien cuando era un mozalbete de 21 años, porque hice la mili en el Cuartel General del Ejército, antes llamado Ministerio del Ejército (Estando allí se murió tu amigo Paco).
Me compré un equipo de música en la famosa "calle del sonido".
Luego en la calle Libertad había una especie de Pub de unos conocidos, uno de ellos fue profesor mío de historia moderna en la Autónoma. Allí pasé muy buenas horas en un ambiente entre anarcoliterario, artístico y cervecero.
Buena época pardiez cuando se tiene toda la vida por delante y muchos pájaros en la cabeza.
Espero que nos deleites pronto con un paseo por estos "santos lugares".

Juan dijo...

Hola Carmona, colega de Getafe, gracias por tu comentario.

Juan dijo...

Cayetano, esos santos lugares están cerca de mi barrio natal y de juventud de Malasaña. Estudié en ese barrio de Chueca, en la calle de Hortaleza. En los años 70 y 80 eran barrios algo peligrosos, pero entrañables. Nunca me pasí nada en ellos. Por cierto, ahora comprendo tu nivelazo en Historia, pues eres de la Autónoma. Imagino serías alumno del gran Artola. Cuando acabe la última entrada de Lavapiés haré un descansillo de un mes, aproximadamente, de Madrid y haré otras entradas.
Saludos de nuevo.

Cayetano dijo...

Artola era el jefe del departamento de historia. Tenía fama de "negrero" porque a cambio de aprobar la tesina a sus alumnos éstos debían trabajar como negros en archivos montones de horas. A mí nunca me dio clase, pero recuerdo su libro, de cabecera para nosotros, "Textos fundamentales para la historia". Era muy bueno.
Saludos.

Juan dijo...

Caramaba Cayetano, me dejas asombrado con Artola. Yo le tenía por buen profesor y honrado. De lo que se entera uno.
Saludos.

CarmenBéjar dijo...

Desde luego nos presentas un Madrid totalmente desconocido. Porque decir Madrid es decir calle anchas, avenidas y rascacielos. Y aquí aparecen casas de un solo piso, callejuelas más o menos estrechas y comercios y tabernas pintorescas.

Y no sólo éso. Por aquí pasaron Picasso, Zuloaga y otros personajes históricos de relevancia. Por ser la capital de España no es extraño que pululasen por aquí, por cualquier lado, pero se agradece que te revelen el lugar exacto hacia dónde se encaminanban sus pasos.

Un beso

Juan dijo...

Desde luego que sí Carmen, Madrid es mucho más que una capital, es también una villa, un pueblo: el pueblo de Madrid. Pasear por su centro es estar en una capital de provincia más, cin sus vicisitudes y sus cosas buenas y malas. La provincia para lo mismo, tras las últimas urbanizaciones, surgen pueblos rurales, tanto o más que en cualquier provincia de España. No es tan fiero el león como lo pintan. Lo que más sorprende es que gran parte de los madileños desconocen tambié ese centro urbano tan entrañable y, cuando a él acuden, lo hacen de noche, al teatro, al bar de copas, y n se enteran de la misa la media. Espero te sirvan estos paseos cuando vengas por la Villa y Corte, ciudad que te gstará a tí especialmente, como historiadora que eres y de gran nivel cultural.
Un beso desde Madrid para Béjar.
Juan Pedro.

Ane dijo...

Estoy encantada, acabo de descubir tu blog y justamente mañana voy a comer por lavapies y desde luego iré con tiempo para visitar el barrio, soy una enamorada de la historia de Madrid y creo que has hecho un gran trbajo. Gracias

Juan dijo...

Hola Ane, que tengas buen provecho mañana en Lavapiés y7 que disfrutes de tu paseo por ese barrio tan castizo.
Saludos y gracias por tu comentario