domingo, 7 de junio de 2009

LAS ELECCIONES Y LA LEY D´HONDT

Víctor D´Hondt (1841-1901)

INTRODUCCIÓN AL PROBLEMA
Esta semana es de citas electorales en cada país de la Europa comunitaria. La ley D´Hondt es la fórmula usada para repartir los escaños que conforman el Parlamento Europeo de Estrasburgo. Pero, ¿es real la distribución de escaños según esta ley? En las elecciones autonómicas de Cataluña de 1999 se llegó a dar el caso de que el PSC obtuvo 52 escaños con el 37,88% de los votos y CiU obtuvo 56, con el 37,68% de los votos. Cuatro escaños son muchos para poder decir que es una democracia real. El recuento fue exquisitamente matemático según la ley D´Hondt.
¿QUIÉN FUE D´HONDT?
Víctor D´Hondt (1841-1901) era un catedrático de Derecho en la Universidad de Gante, además de ser un matemático. En 1878 ideó un método que ya propuso muchos años antes el presidente norteamericano Thomas Jefferson. Este algoritmo Jefferson-D´Dhondt es el más perfecto posible a pesar de lo expuesto anteriormente.
En cualquier elección hay que hallar el cociente electoral. Este cociente es igual a: Nº de votos emitidos/Nº de escaños a repartir. El procedimeinto parece estupendo pero, es imposible la exactitud y siempre quedan escaños sueltos. Para ello se aplica la Ley D´Hondt, que reparte escaños mediante el promedio más fuerte.

UN EJEMPLO FIGURADO
Hay que repartir 8 escaños para 515.820 votos emitidos en una circunscripción electoral. Para ello tenemos el cociente electoral de 515.820/8= 64.477.

Los resultados han sido:
A--------274.580 votos
B--------117.441 votos
C--------103.418 votos
D----------7.649 votos
Otros-----12.732 votos
Total----515.820 votos

Primer paso: dividir los votos de cada patido por el cociente electoral.
A---274.580/64.477= 4,26 = 4 escaños
B---117.441/64.477= 1,82 = 1 escaños
C---103.418/64.477= 1,6 = 1 escaños
D-----7.649/64.477= 0,12 = 0 escaños
Total ---------------------6 escaños

Segundo paso: quedan dos escaños por adjudicar. Ahora se aplica la ley controvertida del belga. Se asigna el séptimo escaño a cada lista y el número de votos se divide entre esos nuevos escaños:
A---274.580/5 = 54.916
B---117.441/2 = 58.720 = escaño adjudicado a B
C---103.418/2 = 51.709
D-----7.649/1 = 7.649

Por tanto queda en:
A= 4 escaños
B= 2 escaños
C= 1 escaño
D= 0 escaños

Ahora queda asignar el octavo escaño de igual forma. Se asigna ese escaño a cada partido y el número de votos se divide entre esos nuevos escaños:
A= 274.580/5 = 54.916 = escaño adjudicado a A
B= 117.441/3 = 39.147
C= 103.418/2 = 51.709
D= 7.649/1 = 7.649

Por tanto, los resultados definitivos son:
A = 5 escaños
B = 2 escaños
C = 1 escaños
D = sin escaños

La Ley D´Hondt favorece a los partidos más votados y por tanto la menor fragmentación política en un Parlamento. Se considera que es la mejor fórmula de reparto de votos. Volvamos al principio, a los resultados catalanes de 1999. ¿Es el mejor reparto de escaños?

ARTÍCULO CON POSIBLE SOLUCIÓN
Vayamos al artículo del 2 de noviembre de 1999 del catedrático valenciano José Miguel Bernardo publicado en el diario El País (también en la dirección www.uv.es/bernardo/LeyDhondt.pdf). Es muy explícito pues afirma sus soluciones:
* El tamaño de la circunscripción electoral ha de ser lo más grande posible. España como circunscripción electoral única en las Europeas hace que sea muy real el voto a la ley. Como circunscripción provincial en las elecciones nacionales se distorsiona más en favor de los partidos grandes.
* El porcentaje mínimo exigido para conseguir escaño ha de ser el menor posible (3% en España y 1% en las Europeas).
Por tanto, las elecciones europeas son más reales que las nacionales.

SIMULACIÓN CATALANA
Pasa a continuación a hacer una simulación sobre aquellas elecciones catalanas según los parámetros anteriores: circunscripción electoral y porcentaje mínimo para tener representación parlamentaria. Analiza simulaciones con el 1% de votos necesarios para obtener escaño, frente al actual 3%; y con circunscripción única de Catalunya, frente a la circunscripción provincial.
El resultado es significtivo: el Partido Socialista de Catalunya (PSC) sería el que tendría más escaños; mientras que Convergencia i Unió (CiU) quedaría como segunda fuerza. El resultado fue que CiU gobernó toda la legislatura y Esquerra Unida (EU) hubiese tenido escaño.

CONCLUSIÓN: LA MEJOR LEY POSIBLE PERO CON UNA LEY ELECTORAL TAMBIEN BUENA
Por tanto, no es la Ley D´Hondt lo que hay que reformar sino los requisitos de la Ley Electoral vigente. Hoy, los resultados de las europeas será muy ajustado a los votos reales: circunscripción nacional y 1% de votos para poder sentarse en el Parlamento Europeo de Estrasburgo.

10 comentarios:

Cayetano dijo...

La aplicación de la ley d´Hont en nuestro país favorece el bipartidismo, premiendo a los dos grandes partidos nacionales en detrimento de otras formaciones como Izquierda Unida quien a pesar de tener alrededor de un millón de votos cuenta con escasa representación parlamentaria. También favorece a los grupos nacionalistas vascos y catalanes, los cuales se suelen convertir en la llave del gobierno de la nación cuando el partido más votado no tiene mayoría absoluta, por eso Aznar en su primera legislatura pactaba con nacionalistas y hablaba "catalán en la intimidad".
Saludos.

Juan dijo...

En efecto, por ello hay que reformar la Ley Electoral, no la ley D´Hondt: implantar el 1% de la cantidad exigible para obtener escaño y buscar una fórmula a medio camino entre la circunscripción electoral provincial y la nacional.

Cayetano dijo...

Totalmente de acuerdo contigo, profe.
Otro saludo.

José Luis de la Mata Sacristán dijo...

la ley electoral actual es terriblemente injusta, y no solo para partidos como IU o UPyD sino que les da un peso a los nacionalistas en el conjunto del país que nos les corresponde. Soluciones hay muchas, desde la circunscripción única, como en las europeas, o bien, añadir a las actuales provinciales una nacional en la cual se fueran recogiendo los votos provinciales que no se han podido tener en cuenta en su circunscripción, es decir, un sumatorio de retales... no se... el problema real es que no hay voluntad por parte de los dos grandes partidos ya que el sistema actual les favorece enormemente...

Juan dijo...

En efecto, no hay voluntad de cambiar estos aspectos leves de Ley Electoral, no de la Ley D´Hondt, la cual es perfecta en sí misma. Estos partidos son los hegemónicos y saben que se tienen que atrer a los dos nacionalistas y ya tienen el poder en las manos. Es, posiblemente, una de las asignaturas pendientes de la democracia.

Javier dijo...

La división provincial de España, realizada por 1834 por Javier de Burgos como parte del programa centralizador de los liberales, considero que está en muchos de sus aspectos más que obsoleta. Con el Estado de las Autonomías esas provincias han dejado de tener apenas valor y es un apego ya caduco. En las elecciones generales, permite que el valor de los votos en las provincias menos pobladas sea mayor que en las más pobladas con lo que no permite el deseo de la democracia de una persona un voto. En una hipotética reforma electoral debería cambiarse la circunscripción por provincias a circunscripción por Comunidades, esta sin ser tampoco justa, al menos sería un paso.
Muy buena entrada, porque hay mucha gente, entre los que me incluyo, que se lian con el funcionamentode la Ley D´hont. Saludos.

Juan dijo...

Muchas gracias Javier por tu comentario. Me alegro te haya servido de algo.
En efecto, las provincias actuales datan de 1834, de la división de Javier de Burgos. Algunas poblaciones son marginadas en territoios que les son ajenos: Ademuz, Requena, las marcas catalanoparlantes de Aragón, Condado de Treviño, Orihuela, etc, etc. En efecto, la circunscripción electoral de Comunidades Autónomas podría ser un paso para evitar que provincias como Soria puedan imponer diputados a provincias como Madrid. De todas formas esta ley eletoral vigente, como beneficia a los dos grandes y a los dos nacionalistas, perjudicando a Izquierda Unida, pues veo difícil que se lleve adelante esa necesaria reforma electoral que quita escaños vitales para formar gobiernos o mayorias parlamentarias.
Saludos de Juan.

kikollan dijo...

En realidad, el efecto de la circunscripción es mucho más importante que D'Hondt, aunque este contribuye a potenciar mayorías restando proporcionalidad.

Quizás te interese lo que cuento aquí al respecto: http://www.ensilicio.com/2009/06/las-elecciones-europeas-como-ejemplo-de-circunscripcion-unica.html/

Saludos

Juan dijo...

Muchas gracias por tu comentario. Visté tu web y me parece muy buena, de hecho me he suscrito a tus correos.
Saludos.

Juan Luis Castro dijo...

Tras ver el supuesto que nos ha mostrado, veo muy injusta, la Ley D'Hondt.

He hecho mis cálculos, y lo más ético y equitativo, es que el 8º escaño sea para la opción C, que es, con diferencia, la que más votos sin computar para escaño tiene (38941), en comparación con las otras (A=16672, B=0, D=7649, resto=12732).

Saludos.